Competición
Metzeler y Yamaha en el Dakar 2017

17 Enero 2017

Metzeler y Yamaha en el Dakar 2017

Metzeler ha logrado un balance positivo en el Dakar 2017 junto con el equipo Yamalube Yamaha Official Rally Team. La escuadra oficial de la marca de los diapasones logró colocar a Adrien Van Beveren y Hélder Rodrigues en el top10 de la carrera más dura del mundo, ambos equipados con Metzeler Karoo Extreme.
 
Este resultado es fruto también de un gran trabajo y esfuerzo preparatorios: la colaboración entre ambas marcas empezó en abril del pasado año, con la primera prueba del Campeonato del Mundo de Cross-Country de la FIM, la Abu Dhabi Desert Challenge. Desde entonces, Metzeler y Yamaha han colaborado para conseguir un conjunto competitivo, que esté a la altura de la fuerte oposición y recursos que posee la competencia. Pero es en el Dakar donde realmente hombres, máquinas y neumáticos llegan a su límite, y sale a relucir, finalmente, el trabajo de un año.
 
La edición 39º del Rally Dakar daba comienzo el 2 de enero en Asunción, capital de Paraguay, país que se estrenaba como escenario de la competición. Tras el banderazo, 8818 kilómetros de pistas, fuera pistas, arena, fango, rocas, asfalto roto… El Dakar sudamericano presenta una gran variedad de escenarios posibles, y esta edición 2017 este factor aún ha sido más imprevisible por la caprichosa meteorología, desde tormentas y temperaturas bajo cero en altitudes de 4000 metros hasta extrema calor en desierto.
 
Para afrontar este retador terreno, Yamaha equipa su WR450F Rally con los nuevos y experimentales Metzeler Karoo Extreme. En el tren delantero encontramos una medida 90/90-21” y detrás un 140/98-18”, unos tamaños específicos para sacar el máximo rendimiento a una moto capaz de alcanzar velocidades de hasta 180km/h y moverse sobre un peso total de 142kg en seco y 162 con los depósitos cargados.
 
La primera semana de competición vio como el equipo realizaba una carrera de menos a más. Tras dos etapas de perfil bajo, Van Beveren pasó al ataque en el tercer día: completó el podio y se movió a la sexta posición de la general. La progresión continuó, con el francés subiendo hasta la tercera plaza de la general en la etapa antes de la jornada de descanso. Rodrigues, por su parte empezó a firmar resultados en el top10 cada día, logrando completar la primera semana a 15 minutos del décimo clasificado de la general. La cara negativa fue el abandono de los mochileros de ambos pilotos, Rodney Faggotter y Alessandro Botturi en la cuarta etapa.
 
La segunda semana del rally-raid más famoso del mundo vio una intensa lucha por la tercera plaza provisional. Con diferencias inferiores a 5 minutos, Van Beveren luchó en cada jornada contra la armada KTM. Empezando con una etapa maratón, la segunda semana también vio la cancelación de dos especiales por culpa de los masivos aguaceros. Cuando la competición volvió a la carga, Van Beveren afianzó su tercera plaza en la penúltima etapa… pero una penalización de 1 minuto, le relegó al cuarto puesto de la general ¡por solamente 48 segundos!
 
En la última jornada, el francés lo intentó, consiguiendo la victoria de etapa, pero la victoria de etapa no le permitió recortar tiempo. Se quedó fuera del podio final por un puñado de segundos. Por su parte, el portugués Rodrigues sí que progresó, escalando hasta la novena posición general.
 
Con dos pilotos entre los diez primeros, todo el equipo Yamaha, en el que se incluye Jordi Arcarons como manager deportivo, y Metzeler han consolidado su proyecto. Un proyecto a largo plazo cuya meta es, obviamente, hacerse con el preciado Tuareg.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *