Producto
Tech Talk: calentadores de neumáticos

09 noviembre 2015

Tech Talk: calentadores de neumáticos

El uso de calentadores de neumáticos ya son una parte imprescindible del mundo de las carreras, pero también son un elemento cada vez más común entre los aficionados habituales a las tandas en circuito. Pero realmente, ¿son una comodidad o una necesidad?

 

Su función es sencilla: mantener la temperatura del neumático en la zona óptima de uso para obtener las máximas prestaciones, pero también para ganar en seguridad, al evitar sorpresas desagradables una vez en pista. Hemos charlado con Paolo Brivio, uno de los responsables tras el desarrollo del Racetec RR, el neumático homologado más deportivo de Metzeler, para que nos explique como funcionan las temperaturas en un neumático:

 

“Un neumático de circuito debe trabajar con una temperatura de entre 80º y 100º grados. Pero quizá no llegues a estos valores por varias razones: mala elección del compuesto, no pilotar lo suficientemente rápido, el viento, o las propias características de un circuito. Y si te pasas, te quedas sin agarre por culpa del sobrecalentamiento.

 

Y si el neumático no está en el rango óptimo de temperatura, pierde flexibilidad y muestra lo que nosotros llamamos “efecto hielo”: el neumático se desgasta por desgarro, no por pérdida de material. El neumático nos está comunicando que no tiene suficiente temperatura para hacer funcionar el compuesto. Esto puede ocurrir si escoges el compuesto equivocado o si la temperatura ambiente es realmente baja o la pista está sucia.

 

Cuando ves a un neumático rasgarse de esta forma es que el propio neumático te indica que debes trabajar en tu puesta punto o setting electrónicos. En cambio, cuando un neumático trabaja adecuadamente, no ves este desgaste: el neumático pierde grosor, pero no existe el desgarro. Esta es la forma correcta de perder material, donde el desgaste es consistente y esto hará que siga teniendo un comportamiento predecible.”

 

Por tanto, los calentadores no solamente mantienen esta temperatura ideal, sino que al reducir el número de ciclos de temperatura que un neumático experimenta, también ayuda a mejorar su comportamiento y ciclo de vida. Así pues, si vamos a entrar en circuito, los calentadores son un elemento imprescindible, ya que nos permitirán aprovechar como se debe todo el agarre que pueden ofrecer los compuestos especiales de estos neumáticos superdeportivos.

 

Además de ganar en rendimiento, usabilidad y seguridad, los calentadores de neumático también nos facilitaran encontrar la presión óptima del neumático para circuito: deberemos medir las presiones tras una hora de calentador, para que muestren los valores óptimos. Como es recomendable no introducir aire una vez el neumático esté en el calentador (la entrada de aire frío en una cámara caliente perjudica los valores y el propio neumático) es mejor ‘sobrehinchar’ el neumático, y tras esta hora de calentador, comprobar la presión quitando aire del neumático si lo necesitamos para llegar al valor correcto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *